Edith Piaf

Edith Piaf es una de las cantantes francesas más internacionales y reconocidas de todo el siglo XX. Llamada en realidad Edith Giovanna Gassion tuvo una infancia difícil marcada por el abandono de su padre durante sus primeros años de vida y por la falta de recursos económicos de su madre, Annette Maillard, una cantante ambulante que, al no poder hacerse cargo de ella, se la entrega a su madre. Después de una temporada con su abuela materna, Edith Piaf pasará otra parte de su niñez con su abuela paterna, que regentaba un prostíbulo. Tras terminar la I Guerra Mundial Edith Piaf pasará algunos años junto a su padre en circos ambulantes hasta que con sólo catorce años empieza su camino cantando sola en suburbios de París.

Graba su primer disco en el año 1936 y debutará en el music hall, convirtiéndose en una estrella de la canción francesa. Durante la Segunda Guerra Mundial, Edith Piaf protegerá a artistas judíos perseguidos por las autoridades nazis. Tras la finalización de este conflicto, escribe su famosa canción La vie en rose y empezará a actuar a cabarets y music hall de Estados Unidos. A partir de aquí su vida se verá marcada por el éxito internacional, la enfermedad y su dependencia de la morfina, una sustancia a la que se hace adicta tras la muerte del gran amor de su vida, el boxeador Marcel Cerdan.

En el año 1961, el dueño del Olympia de París, un teatro que se encontraba en una grave situación económica, recurrió a ella para que ofreciera una serie de actuaciones, consideradas las más emotivas de su carrera, con las que consiguió salvarlo del cierre. Dos años después, Edith Piaf murió de un cáncer hepático a los 48 años.

En el año 2007 se estrenó la película sobre su vida, titulada La vida en rosa, en la que la actriz Marion Cotillard fue la encargada de encarnar a la cantante francesa.