Entrevista a Irene Cruz: “La fotografía en pequeño formato es buena idea para llegar al público joven”

Irene Cruz (Madrid, 1987) es una de las fotógrafas españolas más destacadas de su generación. Ya os hablamos sobre ella en una de nuestra recomendaciones de arte. Ahora está trabajando en una instalación para la Ópera de Berlín, ciudad en la que reside en la actualidad. Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y especializada en fotografía conceptual, Irene Cruz ha expuesto sus trabajos de fotografía y vídeo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, el Palais de Tokyo de París, el Project Art Space de Nueva York o PhotoEspaña 2015.

En esta entrevista hablamos con ella sobre su pasión por la fotografía y sus próximos proyectos.

¿Cómo te iniciaste en el mundo de la fotografía?

Desde que tengo uso de razón, la fotografía ha formado parte de mí. A partir de aquel momento en el que mis padres me regalaron una, ya se convirtió en la extensión de mi brazo. No imagino mi vida sin la fotografía. Es algo imprescindible, una parte de mí.

Siempre veía a mi padre haciendo fotografías en los viajes, y yo también sentía la necesidad de tener ese poder de parar el tiempo y de guardar recuerdos para el futuro. Aunque… A pesar de ello, es inevitable recordar cosas que he soñado como si fueran ciertas y cosas que he vivido como si las hubiera soñado.

¿Cuál fue tu primera cámara? ¿La conservas?

Uy, qué va, aquella Nikon analógica se dio a la fuga en una de las excursiones que hacíamos con el colegio, y me tuve que quedar sin cámara hasta mi próximo cumpleaños.

¿Qué cámara tienes actualmente?

Tengo toda una familia. La principal es una Nikon D800, luego tengo una FA, un par de cámaras de película instantánea, una subacuática… otra de vídeo que ya tiene sus años. Y todas las que le voy cogiendo a mi padre prestadas en distintas ocasiones… también forman parte (de manera colateral) de mi colección.

¿Cuáles son los factores que tienen más importancia para ti dentro de la fotografía?

La sinceridad.
La luz.
Lo que ésta refleje debe de ser especular con el interior del fotógrafo/a que dispare. La buena fotografía, en mi opinión, expresa lo que a cada uno le inquieta y le obsesiona en su mundo interior.

Irene_Cruz_Fotografia_2

¿Cuáles son tus referentes?

Me gusta encontrar la inspiración, sobre todo, a través de los libros. Leo muchísima filosofía; Simmel, Ritter, Schopenhauer, Spinoza, Nietzsche, Sennett, son algunos de mis favoritos. También recurro al cine: me gustan muchísimo Terrence Malick, Lars von Trier. Sobre todo Malick, es mi gran referente, tiene un lenguaje cinematográfico muy interesante, me fascina. En cuanto a fotógrafos me gusta mucho el trabajo de Mayumi Hosokura, Francesca Woodman, Arno Rafael Minkkinen, Mona Kuhn, Ellen Kooi … podría decir muchísimos.

¿Trabajas en analógico o en digital?

En ambos, pero más en digital, tanto vídeo como fotografía.

Irene Cruz Fotografía Lurra
Lurra (2015) – con Juan Yuste y María JL Hierro

¿Cómo es el proceso de creación de tus fotografías?

En primer lugar, normalmente, existe algo que he vivido que me inquieta, de dentro surge la primera idea. Pienso en cómo será mi próximo proyecto, lo visualizo, reflexiono sobre un tema en concreto, por qué me interesa, y me pregunto sobre él.
Me documento literariamente, busco libros en bibliotecas, cosas en internet y comienzo el proceso creativo para explicarlo mediante un lenguaje corporal.
Después, busco un lugar en mi imaginario y dibujo el escenario. En Alemania es muy fácil encontrar lo que quiero.
Dibujo mucho, eso para mí es muy importante, en el papel en blanco hago una especie de story boards y después me voy al campo, con mi cámara, a veces necesito un asistente, a veces necesito musas (o musos) y actuamos, según el guión. Dejo abierto un margen a la improvisación, porque muchas veces lo inesperado resulta igual de interesante que lo premeditado.

Irene Cruz Fotografía
Irene en Schlachtensee (2015) – Fotografía Lucía Zapata

Sueles trabajar en formatos pequeños y foto-libros. ¿Qué crees que aportan estas fórmulas al mundo de la fotografía?

El foto-libro me resulta un formato muy interesante a la hora de mostrar mi trabajo. Además, normalmente es más asequible y llega a otros públicos, que no son solo estrictamente del mundo del arte contemporáneo. Todos mis foto-libros funcionan como una pieza en sí, son ediciones de 100 a 120 ejemplares, seriadas, numeradas y firmadas. Desde mi propia experiencia, lo que me parece más interesante es crear sinergias con otros artistas: poetas, ilustradores, collagistas, diseñadores gráficos…
La fotografía en pequeño formato es una buena idea si se quiere llegar al público joven y queremos animarles a que inicien su propia colección. La mayoría de la gente que me sigue en redes sociales tienen entre 20 y 35 años, y creo que si alguien quiere algo mío, el impedimento no debería ser el precio.

Irene Cruz Fotografía
Ewige Wiederkunft (2015)

¿Qué piensas de plataformas como Instagram y de internet en general como medio de difusión de la fotografía?

Personalmente a mí internet me ha ayudado mucho a darme a conocer, es verdad que está al alcance de todos y nos pasamos el día colgando (un exceso de) información. Se comparten demasiadas fotografías, es el nuevo cibermundo en el que todos queremos gritar y ser escuchados, la información hoy en día está en nuestras manos más que nunca. Es algo que todos tenemos que aprender a gestionar. Por suerte estudié la carrera de Publicidad y RRPP y siempre he estado muy al día en este tema.

¿Proteges tus fotografías cuando las publicas en internet?

En mi página web sí, pero, por ejemplo, las que adjunto a esta entrevista, todo el mundo las puede guardar… y siempre se pueden hacer capturas de pantalla… el archivo imprimible si que está bajo llave, pero las que se difunden a baja resolución… es inevitable que estén expuestas a que todo el mundo que quiera se las agencie.

Irene Cruz Fotografía

Has realizado proyectos conjuntos con otros artistas como Juan Yuste, Leila Amat o Annita Klimt ¿Qué te aporta trabajar en colaboración con otras personas?

En mi caso realizar todas estas colaboraciones ha sido muy enriquecedor e inspirador, en especial en los proyectos que he presentado en forma de libro. Otros artistas pueden aportar una visión diferente de un mismo proyecto, además es una forma bonita de buscar conexiones y de trabajar. Todo suma.

Irene Cruz Fotografía
Corneilles – Irene Cruz & Leila Amat (2015)

Desde hace varios años vives en Berlín, ¿se valora más la fotografía allí que en España?

Son dos realidades muy distintas. Desde que vivo en Berlín, me doy cuenta de que no tiene nada que ver con el resto de Alemania. Aquí el arte está en todos los rincones de la ciudad, a la orden del día, todo es mucho más libre creativamente hablando.

En cuanto a la fotografía en concreto encuentro Berlín un mercado bastante diferente, acceder a las buenas galerías siempre es complicado, aquí existen miles de espacios independientes, pequeñitos, de gente que tiene o alquila un local y lo usa de coworking-expositivo, y funciona así, para empezar está genial. Es mucho más abierto, se valora más el arte en general, pero en fotografía se apuesta mucho más por el rollo “documental” no me gusta llamarlo y generalizarlo así, pero bueno, es la palabra que más se acerca a la impresión que me da. Se valora más, sí, pero también está más cerrado si ya buscas lugares de cierto nivel o prestigio, estar a media carrera en este lugar es más duro que en España, hablo desde mi más personal opinión. Ahora me están saliendo muchísimos trabajos y exposiciones que tienen mucho más que ver con el vídeo o la instalación. Actualmente tengo el privilegio de trabajar para la Ópera de Berlín.
Está claro que esté donde esté, lo más importante de todo es currárselo y ofrecer un buen trabajo para destacar como artista… es como todo, moverse, hacer contactos, saber idiomas, presentarte a convocatorias. Sea aquí o allí todo está en manos de uno mismo.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Estoy iniciando una nueva instalación para la Deutsche Oper, para la próxima temporada de Tischlerei con el coreógrafo y bailarín Oren Lazovski, y… hace unos meses que estoy inmersa y un poco antisocial desarrollando un proyecto muy personal y solitario sobre las ausencias/presencias que los que ya no están dejan en nosotros, verá la luz en Mayo, así que no desvelo más.

Irene Cruz Fotografía
Irene Cruz & Oren Lazovski – Metamorphosen -Deutsche Oper 2015