«La palabra en la calle rebota, cada vez tiene una interpretación diferente»

tumblr_n0uxmrf7Pf1qflygho1_500 LUCE, en estas cuatro letras que resumen su nombre, ha basado este joven artista sus creaciones. Comenzó con el graffiti pero después de profundizar en la pintura a través de la repetición ahora ha recalado en la escultura en madera y metal. Tras varios años trabajando en solitario sus últimas creaciones se han podido ver estos días en el Festival de Arte Urbano de la Universidad Politécnica de Valencia.

¿Por qué las cuatro letras LUCE? ¿Y porqué en la calle?

– Es todo bastante espontáneo. Voy trabajando todos los días un poco y voy llegando a caminos que poco a poco voy desarrollando. En realidad las cuatro letras son una reducción de mi nombre, es mostrar la investigación que hago sobre una cosa tan limitada como son cuatro letras. Creo mucho en esa palabra y en todo lo que puede surgir de ahí. En realidad para acercarme a cualquier cosa, una escultura, una figura… siempre tengo que ver esas cuatro letras. Me gusta trabajar de forma anónima para poder trabajar con libertad y poder escuchar opiniones de todo el mundo y hasta ahora la calle me ha dado todo eso. Hay muchos artistas que utilizan la calle como lugar de expresión y de relación con los demás, pero yo, por ejemplo,  cuando empecé a hacerlo, la calle para mí era el lugar donde las cosas no se iban a perder sin más. Mi trabajo no se iba a quedar en un cajón. Era una forma de hacer algo y que alguien le produjera una sensación.

Al ser anónimo resulta más fácil escuchar la respuesta del público ¿Qué es lo dicen de tu obra?

– Se escucha de todo, pero en general la gente lo entiende como algo positivo y para mí es un logro. Compruebo con la opinión de los demás que lo hago es una opción válida. Además cada vez que escribes la palabra rebota de una forma diferente, tiene una interpretación diferente, y esa interpretación tan amplia no la puedes tener en el interior.

¿Cuál ha sido tu último trabajo?

Lo último que he hecho son unas esculturas en metal para el festival Poliniza de la Universidad Politécnica de Valencia. He podido estar en las instalaciones del Politécnico y estoy trabajando con unos adaptadores para farolas. Hasta ahora sólo había trabajado de forma independiente con todas las limitaciones que esto supone físicas y económicas, y ahora, al empezar a relacionarme con la universidad y con otros colectivos, puedo hacer cosas de mayor envergadura.

¿Cómo sueles trabajar? ¿Piensas primero en el lugar y luego realizas la pieza o primero elaboras la figura para colocarla después?

–Por la calle voy mirando y a veces voy haciendo una especie de registro mental porque no suelo anotar, y tengo mala memoria, así que otras veces surge de una forma más natural. Pero lo que sí hacía, al menos hasta ahora, era realizar la figura para luego llevarla más o menos preparada hasta el lugar que había elegido. Pero eso me lo estoy cuestionando ahora mismo porque también me apetece hacer un proyecto más de principio a fin: unos bocetos, un lugar y al final la resolución. Estoy en una etapa más de ir cumpliendo procesos para ser más organizando.El problema es que mi manera de aprender siempre ha sido más por lo que suelo descubrir o investigar. Me cuesta mucho acercame a las cosas con un guión y es algo que tengo que mejorar.

Tubos para el Festival Poliniza.

Por las últimas cosas a las que te has dedicado parece que estás cambiando de materiales y de orientación ¿Es así?

– Ahora sentía cierto rechazo de mi actividad más pública, es decir, lo que son las letras y la pintura en el exterior y buscaba más proyectos en el interior por eso la madera ofrece más posibilidades de desarrollo. También es cierto que he retomado los estudios haciendo escultura y me he vuelto menos pictórico, menos pintura y menos repetición. Estoy analizando y cambiando las cosas que hasta ahora eran naturales para mí para ver como reacciono. Ahora mismo en el volumen, en las cosas físicas, encuentro mejores resultados.

¿En qué estás trabajando ahora?

– Pues supone un cambio bastante grande con todo lo anterior porque estoy trabajando con gomets, las pegatinas de colores que se utilizan para motivar a los niños. Me están asaltando ideas más anónimas con estas pegatinas. La idea surgió al poner en la escultura estos adhesivos y me he abstraído un poco de la forma así que ahora estoy en ese proceso de vértigo por el cambio. Estoy trabajando en la perspectiva más que en la forma porque el color realmente nunca lo he acabado de entender, y de hecho, voy a trabajar con los colores básicos.

En todo lo que has hecho están tus cuatro letras ¿contemplas la posibilidad de dejar de utilizarlas?

– Al final creo que quizá dejaré de escribir el nombre porque ya estoy pensando en otras cosas. Voy saltando de idea a idea. Al principio empecé con el graffiti, después he desarrollado gráficamente un nombre en todas las posibilidades y de forma sintética para que sea comprensible para todo el mundo. Ahora estoy abstrayéndome de la forma y trabajando la perspectiva e incluso e introducido el color. Me estoy sorprendiendo incluso yo. Nunca se sabe.

1932320_700187946671386_2047812944_n

557890_530025653687617_172119781_n

964454_564167970273385_1949617205_o