Red Hot Chili Peppers – Can’t stop

Red Hot Chili PeppersRed Hot Chili Peppers es una banda estadounidense formada a principios de los años ochenta en California que fusiona pop, rock, rap, heavy y punk y que es considerada como la precursora del punk funk. Hasta la actualidad han publicado once discos y ganado siete premios Grammy. Además, desde sus inicios han vendido más de cien millones de discos en todo el mundo.

A lo largo de su trayectoria, Red Hot Chili Peppers se ha caracterizado por las idas y venidas de algunos de sus miembros fundadores, pero también por sus colaboraciones con diferentes artistas plásticos. El diseño de su quinto disco, Blood Sugar Sex Magik, de 1991, corrió a cargo del pintor y cineasta Julian Schnabel.

En el año 2002, publicaron su octavo disco, By the way, con el que alcanzaron un gran éxito y por el que recibieron numerosos premios. Can’t Stop fue el tercer single y llegó a ser número uno de la lista Billboard. El vídeoclip fue dirigido por Mark Romanek, que cinco años antes había descubierto a través de un libro las One minute sculptures de Erwin Wurm y llevaba tiempo pensando en hacer un vídeo musical inspirada en ellas y las situaciones absurdas que recreaban. A pesar de que los miembros de Red Hot Chili Peppers no conocían el trabajo de Erwin Wurm previamente, se mostraron entusiasmados con la idea. El cantante de la banda, Anthony Kiedis, dijo que cuando le enseñaron el trabajo del austríaco le pareció mágico y potente.