«Un amigo llegó a regalarme todos los rojos de óleo que existían»

Final de trayecto. Una de las ilustraciones de Bonet.
Final de trayecto. Una de las ilustraciones de Bonet.

A pocos días de que su primer libro «Qué hacer cuando en la pantalla aparece ‘THE END'» vea la luz y de que se inaugure su exposición individual en la galería madrileña Mad is Mad, la ilustradora Paula Bonet, nos desvela algunas de las claves de su trabajo. Las redes sociales han ayudado a que su obra, de marcado tono poético y muy personal, llegue al gran público pero ha sido en la calle donde se ha visto su repercusión ya que los carteles promocionales que le han encargado han sido los más buscados en ciudades como Valencia o Barcelona. Tras realizar murales, crear logos y acompañar textos de otros, ahora la ilustradora se ha lanzado a crear sus propias historias basadas siempre en sus dibujos.

Desde que te centraste en la ilustración has trabajado en murales, ilustrando libros, realizando carteles… ¿En qué faceta te encuentras más cómoda?

Ilustrando para editoriales.

 – Tu estilo se ha convertido en uno  los más buscados en la calle. Los carteles del festival “La cabina” ‘desparecían en Valencia y parece que lo mismo ha sucedido con uno de tus últimos trabajos en Barcelona ¿Cómo llevas este reconocimiento del público?

– Es muy extraño. Por un lado es algo muy gratificante, es muy bonito ver cómo la gente hace suyos mis dibujos, cómo les da un uso y se reconoce en ellos. Por otro lado da un poco de vértigo.

 – La feminidad bañan todas tus ilustraciones ¿Eres de alguna manera todas las chicas de tus obras?

 – Todas las mujeres que dibujo pasan por mis manos, y sólo por elegirlas o decidir cuál será su actitud estoy poniendo bastante de mi parte. Podría decirse que sí, que hay mucho de mí en cada una de ellas.

 –Tu obra se ha dado a conocer en gran parte a través de las redes sociales ¿Ha sido un éxito planeado o encontrado?

 –Ha sido un éxito sorprendente y encontrado.

 – El rojo, los azules y el negro son sin duda tus colores ¿Por qué crees que te representan?

–Me cuesta imaginar un mundo sin rojos. Creo que este color ahora está menos presente, pero hubo una época que abarcó unos cuantos años en la que sólo podía pintar con rojos. Un buen amigo llegó a regalarme un maletín con todos los rojos de óleo que existían en el mercado. En mis exposiciones forraba las paredes de las salas de negro y pedía a la gente que viniera a la inauguración vestida de rojo o negro. Realmente estaba muy obsesionada. Creo que ahora estoy un poco más equilibrada mentalmente. La fijación por los azules verdosos apareció más tarde, y está ganándole terreno al rojo.

paulabonet

– Con tu primer libro «Qué hacer cuando en la pantalla aparece ‘THE END”, que verá la luz mañana, 6 de marzo, te lanzas al mundo del relato ilustrado ¿las frases que generalmente acompañan tus obras se te habían quedado pequeñas?

 – Lunwerg me ofreció la posibilidad de publicar mis propios relatos, así que aproveché el regalo que se me estaba haciendo y me encerré a escribir. Lo hice sin ninguna presión porque la idea era que las historias se contaran combinando texto y dibujo, me apoyé en las ilustraciones, que era la parte que sabía que controlaba de antemano, y me quité toda presión de tener que publicar la parte escrita. Creo que fue gracias a haber encontrado esa tranquilidad que pude trabajar bien los relatos y finalmente me atreví a incluirlos en el libro y publicarlos.

 –Tras tu experiencia compaginando letras y dibujos ¿crees que es más difícil ilustrar para los demás o para uno mismo?

 – Es más difícil ilustrar para los demás. Tienes más presión. Hay clientes que te dicen que te dan total libertad para hacer tu trabajo y es cierto, pero hay otros que aunque lo digan sabes que no es así, y es muy complicado encontrar la tranquilidad para trabajar, porque mientras vas avanzando, tu cabeza va alejándose y volviendo, intentando ponerse en la cabeza del cliente. Estresa bastante. Dibujar para uno mismo es mucho más fácil.

 – A la hora de enfrentarte a la elaboración del libro ¿qué has preferido empezar por el relato o por el dibujo?

 –En Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END son los relatos quienes han decidido. Han sido creados primero, siempre con la idea de la imagen en la cabeza. Pero ha sido más tarde, cuando estaban a medio pulir, cuando han aparecido las caras de los personajes.

 –¿Te has iniciado en la creación literaria con los relatos cortos porque entiendes estos “cuentos” como una traducción de tus ilustraciones en palabras? ¿Planeas repetir experiencia?

 – Ha sido una experiencia extraordinaria. Ha sido muy estimulante cambiar las estructuras de los procesos creativos a los que estoy acostumbrada. Sí, así los entiendo, como la traducción en palabras de las imágenes. Repetiría la experiencia con los ojos cerrados.

 –El amor es uno de los ejes del libro ¿Hay mucho de autobiográfico?

 – Hay mucha autobiografía vestida de ficción. Ha pasado bastante tiempo entre ciertas historias, así que supongo que muchas de ellas son “mi versión de los hechos”.

PortadaTHEEND

 – Además de las letras y los dibujos nos propones una lista de canciones en Spotify para disfrutar de “Qué hacer cuando en la pantalla aparece ‘THE END’” ¿ La música te inspira?

 – Muchísimo. Las primeras veces que uní texto e imagen fue justamente partiendo de letras de canciones. La lista de Spotify que podéis bajaros al final del libro es la banda sonora de éste, muchos de los relatos dejan adivinar ciertas canciones.

 – ¿En qué proyectos estás trabajando ahora?

 –Ahora mismo estoy haciendo un gran esfuerzo para centrarme en proyectos que no sean Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END, ya que después de un año de trabajo y cuando empiezo a ser consciente de que el libro ya es real, estoy viviendo una especie de resaca agradable que me tiene medio atontada. Nada más pasen las presentaciones y toda la parte promocional volveré a encerrarme en el estudio para acabar un proyecto de libro infantil pop up, y viajaré a París, para seguir trabajando en un álbum ilustrado sobre la filmografían la luz el invierno que viene de la mano de Combel y La Galera, ntil pop up, y viajarspecie de cosas pequeñas, y seguramente yo de Françoise Truffaut. Los dos verán la luz en invierno de este año, de la mano de Combel y La Galera, respectivamente.